miércoles, 18 de septiembre de 2013

Por la noche, ya de madrugada, estaba perfecta. Se aguantó bien. 
A la mañana siguiente ya no parecía la misma. Mala cara.
No hubo manera de arreglarlo.

¿o sí?
me gusta así
La he pegado en el cristal de la ventana y creo que se va a quedar ahí.

Hay otra, una que no trasnocha. Ya vendrá por aquí


No hay comentarios: