miércoles, 6 de julio de 2011

en las tardes de verano

El tiempo está espeso y las cosas van más lentas de lo que yo quisiera.
hay insectos por todas partes,
 hay colchones en el salón para poder soportar el calor a la hora de la siesta,
  ya no hay cole, ya no hay tranquilidad.
  El espacio que hay entre encargos no es mucho.
Y a ratos se rematan piezas que en su día se olvidaron en un cajón, como estas tres señoritas que hoy ven el sol.

3 comentarios:

Fiu dijo...

me encantan tus trabajos! muy lindo todo , saludos ;)

Rocio dijo...

Me suena eso de los trabajos abandonados. De vez en cuando se descubren y te reclaman terminarlos.

Caterina Pérez dijo...

...el YA no hay cole....me ha llegado al alma :) Aquí estamos igual! denso, muy denso...